Una indiscreción puede volverse delito.

Alba una lectora el otro día me preguntaba “por qué no escribía nada acerca de mi enfermedad y tratamientos” y esta semana he tenido el drama de vivir el ejemplo, la tormenta perfecta para poder explicarlo.

Hasta hace unos días yo no sabía quien era , pero ahora sí que lo sé, una periodista con muy poca sensibilidad y muy en su trabajo.

Comparto muchas cosas íntimas en este blog. Pero considero que el diagnóstico y los tratamientos que me han dado, me dan y me darán forman parte de mi intimidad. Primero porque como le dije a Alba, no quiero que esto se convierta en un diario personal (mi vida es muy aburrida), estoy en una lucha de “antiborreguismo” con las enfermedades (somos seres individuales aunque tengamos la misma enfermedad) pero a la vez somos colectivos y a lo mejor que yo cuente lo que me dan no te viene bien a ti. Y segundo porque tengo una familia en la cual cada uno de ellos lleva su ritmo de asimilación,vivencia, y considero que eso es lo único que tenemos en propiedad con respecto a este tema, bastante generosos fueron cuando yo decidí abrir Nodramapausia.

A pesar de todo, cuando lo he considerado, sí que he comentado mi situación, primero por responsabilidad, creo firmemente en que hay que hablar de las enfermedades también para reeducar a personas como Sylvia.

Otras de mis parcelas íntimas compartidas ha sido mi boda.Tal y como conté aquí,fue el paréntesis de nuestros dramas.Quisimos incluso irnos a otra ciudad para que la enfermedad no abarcase nada de ese día.Queríamos “una bomba de oxigeno” íntima.

Pues bien hace 2 años de ese día, y he visto como la mala praxis de dos profesionales han hecho que ese día sí que se vea inundado por mi enfermedad.

La florista que se encargó de la decoración de nuestra boda (al igual que todos los profesionales que participaron) han tenido licencia para dar las fotos a otras páginas o medios de comunicación y así publicitarse con ellas. Mi familia estaba reticente al principio, pero a pesar de haberlas pagado, estaba tan agradecida a su trabajo que consideraba que era justo que lo pudieran hacer. Pues bien el día 3 de Febrero leí una entrada del blog de Sylvia Bustamante  alojado en la página web encontrándome con esto :

Sylvia Bustamante Nodramapausia

No daba crédito, releía una y otra vez y no podía creer que el dar permiso para la publicación de las fotos de mi boda diera lugar a que una persona a la que no conozco de nada y a la que yo no he dado ningún tipo de permiso contara en esos términos y sobre todo en ese tono sensacionalista una historia que no aporta nada salvo morbo a un blog de tendencias. Seguí…
Nodramapausia mala praxis periodística.

¿Terminal, quebrado?, ¡me enfurecí!, no podía entender ni el tono ni las formas, eso no es sensibilidad es sensiblería y mala praxis periodística. Con el hay que dar otro mensaje, y por supuesto sobra decir que si quieres darlo tienes que pedir permiso. El dar permiso para contar nuestra boda y nuestro día no es igual a dar autorización para contar algo que está protegido por ley y que ni nuestros médicos pueden contar. Además el término “terminal” sólo sale en las películas de sobremesa y no es cierto.Oyó la versión de la florista y ella realizó su interpretación.No me puedo creer que sea necesario añadir a la belleza de las fotos ese morbo y esa “mierda”. Por supuesto escribí a sus redes sociales, me dirigí a theluxionomist.es que es dónde tiene alojado el blog y no he obtenido respuesta. Sólo hizo caso a mi florista, que avergonzada por su indiscreción y por la malinterpretación de sus palabras, le pidió por favor que modificara el texto, quedando así :The luxonomist

¿Delicada de salud? ya si que me desesperé… sabía que Isabel le había dado órdenes expresas de que quitara el texto y mis fotos. Pero ella ó no había entendido nada (cosa que dudo) ó ya pasaba a reírse de mi. A parte del delito que cometió durante unas horas, hubiera preferido que hubiera dicho claramente Cáncer.Volvieron a ponerse en contacto con ella y ya eliminó el texto, quedando nuestras fotos (esas que hemos pagado, que son de nuestra propiedad) en el texto, haciendo caso omiso de nuestros deseos y por supuesto sin ni una disculpa.

Sylvia Bustamante: has demostrado que te dan igual las personas, has hecho caso omiso al sentimiento que puede tener mi familia al leer la palabra terminal (cosa que en mi caso repito que no es cierto, es sólo una posibilidad), has ignorado en tus palabras llenas de morbo el sufrimiento que dices que las flores mitigan, añadiendo tú dolor a un día que para mi fue crucial y en el cual no existía ningún atisbo de enfermedad ni de dolencia, sólo felicidad.Pero también has demostrado muy poco amor por tu profesión. Sé de compañeros tuyos que están luchando para que el Cáncer sea tratado de otra manera, por los enfermos, pero también por la responsabilidad que tiene todo comunicador de dar una información fidedigna y que respete al individuo. Ya no quiero tus disculpas.

Y con respecto a la discreción, yo, sólo yo y mi familia podemos hablar de mi enfermedad.El otro día un empleado a grito pelado en una sala de espera iba relatando a voz en grito las pruebas de las que estábamos esperando resultados, en cuestión de media hora me enteré que la persona de al lado se había hecho una prueba de próstata, la de enfrente una resonancia de rodilla, y todos a su vez se enteraron de que yo estaba esperando un TAC de mandíbula. ¿Hay derecho a eso?.

Por eso querida Alba, no hablo de diagnósticos ni de tratamientos, porque necesito ser dueña de ellos para que no sean maltratados. De emociones hablaré siempre, pero dejémonos de superficialidades, hablar con lagrimeo, porque esté de moda algo, para dar más valor a tu trabajo, o teñido de un color, no significa que estés siendo solidario, ni sensible. Te estás lucrando con morbo y haciendo mucho daño.

Y tú …¿has sido víctima de la indiscreción o de la mala praxis de algún profesional?

 

 

Multiple responses text

  • […] “Una indiscreción puede volverse delito” y no podemos jugar con los sentimientos de nadie. Así nos lo cuenta @nodramapausia tras la tormenta perfecta. […]

  • […] y dejé de estar. Paula, del blog NoDramaPausia, me había enviado un mensaje porque estaba mal (no sé si la palabra es triste, decepcionada con […]

  • Marigem  says:

    Hola!!!1 Acabo de encontrarte de casualidad y estoy perpleja. Esto no puede quedar así, que falta de sensibilidad y de profesionalidad, es increíble. Un besito y desde luego esta falta de ética hay que denunciarla, la gente tiene que saberlo porque ha sido una recreación en el morbo totalmente fuera de lugar, y además según he entendido no se corresponde con la realidad.

    • Paula  says:

      Hola Marigem! me han tenido desesperada toda la semana, pero ni una disculpa y lo que me han hecho llegar ha sido a través de Isabel (la florista) que no pensaban quitar las fotos porque consideraban que no vulneraban mi derecho a la intimidad ( cuando las aboné yo y son mías ). Han sido insensibles y encima egocéntricas ya que a pesar de ser yo la víctima, tanto la florista Isabel Marias (Elisabeth Blumen) como la ausencia por parte de la periodista, me han tildado de exagerada. Gracias por el apoyo, he visto que tienes un blog me pasaré que no lo conocía. Un abrazo!!!

  • ¡¡¡Qué ascooooo!!! Tengo una rabia ahora mismo… ¿has hablado con ella? Denuncia que denuncia.

    Besos

    • Paula  says:

      Hola!! Esta totalmente desaparecida, ni una disculpa. Sólo he sabido de ella por medio de la florista y me tildaban de exagerada e incluso de hostigadora (por este post y la reacción que ha tenido en internet). Encima de ser la víctima ellas se victimizan. Han quitado el texto pero no las fotos ya que consideran que no vulneran mi intimidad y por que saben que en caso de denuncia solo podía denunciar a la “florista indiscreta” que es la que ha dado mis fotos. Es increible después de una semana desesperada pidiendo que quitaran las fotos he desistido porque encima se victimizan y ya no voy a prestarlas ninguna atención más. Foto que vea mía foto que denuncio se acabo mi paciencia.Un beso enorme.

  • paluor  says:

    Que barbaridad, no me lo puedo creer, que impotencia, que rabia tengo y tanto daño, ¿para qué?, ¿ para que lean su blog?, ¿Pero esta señora donde ha estudiado?
    Yo no puedo creer que esta señora no haya valorado el daño de ese vocabulario obsoleto y apolillado, que pena que haya gente así.
    Mi Pau que me llena a mi de energía y me carga las pilas ¿ termiqueeee? Anda y que la ondulen.
    Muchos besossss y te quierooooo ❤

    • Paula  says:

      Por eso anda que les andulen a las dos!!! nosotras a lo nuestro 😉 un besado enorme i love u!!

  • Cristina  says:

    Te envio mi cariño. Yo también he pasado por el cáncer.

    • Paula  says:

      Igualmente!! no conocía tu blog es genial!! un abrazo!!!!

  • @soriano_p  says:

    Animo Paula,
    Estoy aqui para lo que necesites
    ¡Un abrazo enorme!

    • Paula  says:

      Lo sé!!! qué sería de los pacientes sin el apoyo de profesionales como vosotros!!!

  • Mayte  says:

    Aún no puedo creer lo que leen mis ojos. Qué falta de todo valor humano! No merece más comentarios. Besos Paula!

    • Paula  says:

      Es increíble a que sí!! pero bueno a personas insensibles y malas mejor “fus,fus” ;). un besazo!!!

  • beatriz pinto  says:

    Sabes que puedes denunciarla, no? A ella y a la glorieta por prestar tus fotos a terceros para su uso, por dar tu nombre y el de tu marido y por ni sé cuántas cosas más.
    Alucino.

    • Paula  says:

      Si Beatriz en ello estoy!! y también en olvidarme de ellas porque al final me he dado cuenta de que ellas tan panchas y yo sufriendo y eso no puede ser!! Un beso gracias por estar siempre ahí!!

  • guru  says:

    Me hierve le sangre cada Vez q lo pienso! Has estado sublime en tus palabras pau! tq

  • Edurne  says:

    Mala profesional…..indiscreta y con ausencia total de cualquier tipo de ética. Como persona sólo ha demostrado lo frívola, superficial, y poco empática que es.Está sumida en una absoluta ignorancia emocional…..aparte de ser una cobarde que no ha dado la cara ni ha pedido disculpas por su falta de profesionalidad y desconocimiento más absoluto de una enfermedad como el cáncer. Cualquier profesional sabe que tendría que haberse disculpado públicamente en su blog. Pero insisto esta persona no es una profesional….es un personaje con ganas de notoriedad a costa de mercadear con la intimidad del prójimo, es una mediocre sin más. Todo mi apoyo a Paula. Tu vida es tuya. No tienes que dar explicaciones a nadie.

  • Elisa  says:

    Sensacionalismo, periodista sin escrúpulos,morbo y pena,lástima,se puede ser un ser tan repugnante???? Y me callo porque me conozco.

Deja un comentario